El rodeo y las botas vaqueras de mujer

 In Blog

Gracias a los libros, películas y series de televisión, los vaqueros se dieron a conocer alrededor del globo, pues su figura se convirtió en todo un icono cultural que retrataba la forma de vida en la zona fronteriza entre México y los Estados Unidos de Norteamérica. Entre las principales características de esta manera de percibir la realidad estaban los retratos de amplios y hermosos paisajes desérticos, así como una serie de pueblos con edificios pequeños construidos con madera, con caballos y carruajes como principal forma de transporte.

Pero lo que sobresale en todas estas manifestaciones culturales es la concepción del vaquero como un hombre fuerte, aventurero y capaz de enfrentarse a cualquier tipo de situación con tal de mantener el orden y la seguridad del pueblo en el que habita. Más que ser personas comunes y corrientes, los vaqueros se convirtieron en los héroes del Viejo Oeste ante los ojos de una sociedad internacional maravillada por todas sus hazañas.

Sin embargo, hay un rasgo que resalta de todos los demás: el vaquero siempre es hombre. Durante mucho tiempo no existieron los sombreros ni las botas vaqueras de mujer, ni siquiera la oportunidad de que ellas participaran en las mismas actividades de ganadería o de campo. Esto deja de lado a todo el género femenino y a su capacidad por llegar a ser tan fuerte y valerosa como su contraparte masculina.

Afortunadamente, con el paso de los años esta situación cambió, y las mujeres poco a poco se posicionaron como un aspecto muy importante dentro de la vida del campo, ahora ellas tomaron las riendas de los caballos y se decidieron a romper con todo tipo de estereotipos, con el fin de dedicarse de lleno a cualquier actividad que las apasionara, sin importar que ésta fuera considerada exclusiva de los hombres.

Uno de los ámbitos en los que las mujeres comenzaron a participar gracias a su valentía y entereza fue el del rodeo, una práctica deportiva a la que le dedicaremos este artículo, no sin antes reflexionar un poco acerca de la incursión de las féminas en todo tipo de actividades físicas.

En el mundo de los deportes no hay límites, ya que existen todo tipo de disciplinas deportivas en las que se pone a prueba la fuerza, la tenacidad, la concentración y la capacidad de las personas para lograr ciertos objetivos. Y es que no hay nada como un deporte para descubrir hasta dónde podemos llegar en la unión de nuestro cuerpo y mente, pues cada práctica significa un pasó más adelante para lograr todo lo que nos propongamos.

Ahora bien, durante siglos, la práctica de cualquier tipo de actividad deportiva estuvo reservada solamente a los hombres, pues se consideraba que las mujeres no eran lo suficientemente fuertes o disciplinadas para lograr diversas metas, en fin, como bien sabemos, el mundo estaba lleno de prejuicios hacia el género femenino, a tal grado que tampoco se les permitía participar en cualquier acto dentro del ámbito público, como la política, las manifestaciones culturales especializadas e incluso dentro del ambiente laboral y educativo.

Lo anterior significó que la mujer tuvo que luchar para ganarse su lugar fuera de las actividades que tenían que ver con el cuidado de la casa y los hijos. Es necesario aclarar que esta situación tuvo lugar en todo el mundo, no solamente en los lugares en los que el rodeo tiene un mayor índice de práctica, como el sur de Estados Unidos y los estados del norte de México. Con la llegada del siglo XX se abrieron cada vez más espacios para que la mujer participara en todos los aspectos de la vida pública, incluidos los deportes en general y en específico el rodeo.

¿En qué consiste el rodeo? Se trata de un deporte que se practica muy ampliamente en Estados Unidos, y está relacionado directamente con los vaqueros, ya que fueron ellos precisamente quienes lo comenzaron a practicar. El rodeo consiste en una serie de pruebas en las que los participantes deben de montar a pelo (es decir, sin silla), tanto caballos como novillos y toros bravos.

Deben de realizar diversos ejercicios, como lo son rejonear, arrojar el lazo y mantener el control del animal que están montando, esto sin lastimarlo y mucho menos matarlo. Si bien es cierto que cada una de estas pruebas requiere de un alto grado de concentración, destreza y mucha fuerza, también es verdad que las mujeres poco a poco han conquistado este mundo. Y es que ahora son las féminas las que buscan ponerse su sombrero, un par de botas vaqueras de mujer y salir al ruedo.

Como ya mencionamos, este tipo de deporte tiene su origen en Estados Unidos, sin embargo, su práctica con sus variables regionales se ha extendido a países latinoamericanos como México, Brasil, Chile y Colombia, entre otros. En todos ellos la presencia femenina es muy fuerte, lo que ha ayudado a que perdure y que cada vez más personas, sin importar su género o edad, decidan participar en una disciplina deportiva por demás interesante y entretenida de ver.

En Tombstone somos una fábrica y distribuidora de todas las prendas de ropa que caracterizan a los vaqueros participantes en el rodeo, tenemos disponibles en el mercado sombreros texanos, botas vaqueras de mujer y de hombre, chamarras, camisas, pantalones y todo tipo de accesorios para vestir a ese ser aventurero que hay dentro de ti. Te invitamos a contactarte con nosotros para más información.

Recent Posts
mens cowboy boots