La tradición en el uso del sombrero de ala ancha

 In Blog

Desde la época prehispánica, el uso de sombreros de diferentes tipos fue una constante en toda Mesoamérica, lo que hay es conocido mejor como América Latina. De manera mucho más específica, México y Perú son los países cuyas civilizaciones antiguas tenían una gran tradición en lo que al uso del sombrero se refiere, tradición que ha sido conservada a pesar de la conquista y de los grandes cambios culturales que se han dado como consecuencia del paso del tiempo.

Así, desde los grandes penachos utilizados por los emperadores aztecas y sus allegados hasta el sombrero de ala ancha y otro tipo de elementos, el sombrero se ha caracterizado por ser uno de los accesorios más comunes utilizados por la mayoría de personas, sin importar su estilo, sus gustos, la época del año o su estrato social.

Pero esto no siempre ha sido así, pues en las antiguas civilizaciones, no cualquiera tenía el derecho a utilizar una prenda en la cabeza, pues el penacho, su forma, sus colores y su tamaño estaban relacionados directamente con el estatus del portador, su linaje, su importancia social y el título que poseía dentro de la sociedad, de manera que la vestimenta y sobre todo el penacho utilizado, tanto por hombres como por mujeres, era un claro símbolo de distinción que separaba a ciertos miembros de la sociedad de otros y dejaba en claro su nivel y estatus dentro del organigrama social.

Desde luego, las personas consideradas de más bajo nivel dentro de las civilizaciones prehispánicas no utilizaban prenda alguna en la cabeza, pues tal derecho estaba reservado para emperadores, sacerdotes y miembros de la alta sociedad de la época. Una vez que se dio la llegada de los españoles a tierras americanas y se completó el proceso de conquista, colonización y asentamiento de familias españolas a lo largo de toda América, el estilo de vestimenta cambió de manera rotunda, se adoptaron por completo las vestimentas tradicionales de los europeos y no había una sola ciudad o poblado en el que predominara el estilo de vestimenta prehispánico.

Sin embargo, las prendas para la cabeza permanecieron, aunque se olvidaron los penachos y estos fueron sustituidos por diferentes tipos de sombreros, los cuales seguían siendo un objeto utilizado no sólo como parte de la vestimenta, sino como un elemento para distinguir el estatus de los habitantes de cada lugar, pues mientras españoles y criollos utilizaban sombreros fabricados con finas telas como lana e incluso piel, los indígenas y esclavos utilizaban sombreros hechos con paja o simplemente pañuelos o paños sobre su cabeza.

Cabe destacar que con el paso del tiempo, así como hubo un proceso de mestizaje entre los habitantes, también sucedió un mestizaje de costumbres y tradiciones, lo que incluyó la vestimenta, de manera que surgió una gran cantidad de accesorios, prendas y elementos muy variados, entre los que se puede encontrar diferentes tipos de sombreros, como el sombrero de ala ancha, el vaquero, el tradicional y muchos otros.

De esta forma, la tradición de utilizar una prenda en la cabeza se mantuvo desde los tiempos prehispánicos hasta la época colonial, pero dicha tradición evolucionó y se adaptó a las circunstancias de la época, a los materiales, a las condiciones culturales, políticas y sociales, lo que tuvo como consecuencia el nacimiento de todo tipo de formas, estilos y colores de prendas para la cabeza.

Avanzando bastante en el tiempo, ya en la época moderna, el uso del sombrero en toda América fue mucho más común, esta prenda dejó de ser un indicativo del nivel social de las personas y se convirtió simplemente en un elemento más de la vestimenta de las personas, un elemento que se utiliza simplemente por el gusto de hacerlo o como protección de los rayos del sol e incluso de la lluvia o la nieve.

No obstante, la verdad sea dicha, el sombrero no ha dejado de ser una prenda que implica elegancia, madurez y estilo, pues aunque ya no existen prohibiciones respecto al uso de esta prenda o accesorio, lo cierto es que en algunos ámbitos sigue siendo un elemento distintivo. Por ejemplo, los jinetes profesionales utilizan cierto tipo de sombreros, los cuales son muy diferentes a los que utiliza cualquier persona al pasear por la calle en un día soleado. Los jornaleros en el campo, por su parte, utilizan prendas en la cabeza sólo con el objetivo principal de proteger su cara, cuello y orejas de los rayos del sol y sin fines estéticos.

Derivado de todo este proceso de evolución de las prendas para la cabeza, en la actualidad, el uso del sombrero es una necesidad en ciertas épocas del año y bajo ciertas circunstancias climáticas, aunque esto no implica que su uso deje de tener un elemento de elegancia y moda, pues los expertos en vestimenta incluso crean diseños y conjuntos que incluyen sombreros como elementos fundamentales para dar un toque de elegancia y distinción a las personas.

En el caso específico del sombrero de ala ancha, éste se ha convertido en un accesorio fundamental en ciertos lugares y países, y México no es la excepción, pues al tratarse de un país con gran biodiversidad climática, es natural pensar que durante los días soleados esta prenda es fundamental como protección contra los rayos solares, de manera que es común ver en la calle a alguna persona (sobre todo mujeres) con una prenda de este tipo para proteger su rostro y hombros del sol, sin que por ello se pierda elegancia y estilo.

Al mismo tiempo, este tipo de prenda es sumamente común entre los trabajadores del campo, quienes suelen utilizar este accesorio como protección también de los rayos del sol mientras realizan sus diferentes tareas. Estos son únicamente algunos ejemplos de la gran tradición que tiene el uso del sombrero en toda América y específicamente en México, pues desde la época prehispánica hasta la era moderna, el uso de prendas en la cabeza ha sido una constante entre la población, aunque dicha tradición ha cambiado y evolucionado de manera considerable a lo largo de la historia.

Sin importar el tipo de sombrero que se trata y la razón que la persona tenga para utilizarlo, es importante conservar la tradición del uso del sombrero, paro lo cual es también de gran importancia contar con una prenda de calidad, que ofrezca comodidad, estilo, elegancia y funcionalidad, para lo cual no queda más que recomendar a Tombstone como la mejor opción para adquirir los mejores sombreros disponibles en el mercado, incluido el sombrero de ala ancha.

Recent Posts